Boletín de la Biblioteca ISEN-MREC

Blanco, Luis Antonio : El mate, mi eterno amigo. S. L. : Imprenta Encestando
Solicitar en Biblioteca por:Donación Recondo 431
Luis Antonio Blanco nació el 19 de enero de 1954 en la ciudad de Bahía Blanca, Provincia de Buenos Aires. Desde niño, se identificó con lo folklórico, lazo que en la actualidad mantiene con mucho afecto.
Hace veintiséis años que integra la agrupación folklórica "Huella Sureña", presidiendo a la misma desde los dieciocho. También actuó con ella en las provincias de Río Negro, Neuquén, San Luis, Córdoba, Santiago del Estero, Entre Ríos, San Juan, La Pampa y Capital Federal.
Entre los años 1988 y 1991, fue delegado de la subsede Bahía Blanca, Pre-Cosquín. Fue conductor de programas nativos tales como "Tradición Litoraleña y Argentina Tierra Gaucha", entrte el período 1989 y 1994, en L.R.A. 13, radio Nacional bahía Blanca. Durante un año fue corresponsal de la revista "Nuestro Folklore", de la ciudad de Rosario, Provincia de Santa Fe.
En la actualidad, es socio fundador de la "Asociación Bahiense de Folklore", entidad que presidió en el período de los años 1995 y 1997. Como guitarrista, es integrante del conjunto chamamecero de su hermana, Susana, y como percusionista, es integrante del grupo de Luciano Peretto, con el cual posee dos trabajos discográficos.
Luis Antonio es padrino artístico del conjunto de danzas nativas "Los Churitos", oriundos de la ciudad de La Banda, en la provincia de Santiago del Estero.
Cabe mencional que el autor del libro" El Mate, mi eterno amigo" condujo espectáculos folklóricos en los cuales presentóa a figuras populares de nuestro país, de la talla de Teresa parodi, Los Hermanos Spiazzi, Los de Mailin, Los Chacarerata Santiagueña, Cuty y Roberto Carabajal, Soledad, etc.
Desde 1986, se convirtió en coleccionista de mates, reuniendo más de ochocientos ejemplares, los cuales sirvieron como iniciativa para la creación de este libro.
Borsetti, Ricardo Mario (2008) : Antología de la Copla del Noroeste. Buenos Aires : Ediciones del Sol. [Biblioteca de Cultura Popular, 5]
Solicitar en Biblioteca por:
La copla se destaca entre los productos de la poesía popular tanto por su agudeza como por su elegancia, cualidades que un milagro de la síntesis logra conjugar en una estructura a la vez concisa y sencilla. Consta de una cuarteta de romance u otras composiciones breves similares, y sirve por lo común de letra al cancionero. Por ser de origen hispánico, se la encuentra en toda América. Aunque muchos de sus versos nos remiten al Siglo de Oro, predominan las creaciones locales, en las que el pueblo vuelca sus pesares y alegrías, su desesperación y su esperanza. Su temática refleja así la diversidad de la existencia: desde lo histórico y religioso a la chanza picante; desde lo sentencioso y depurado a lo chabacano. En sus cuatro versos, como en las cuatro cavidades del corazón, están la sístole y la diástole del pueblo, el oscuro ritmo de su sangre, que entre nosotros viene marcado por el tun-tun de la caja.
Ricardo Mario Borsetti lleva ya muchos años recopilando coplas del Noroeste, tanto por la fuente oral como por la escrita. Recogió así unas seis mil, acervo del que se seleccionaron mil para esta antología. No quiso clasificarlas según su naturaleza: prefirió soltarlas como aguacero , tal cual se las oye en las noches de Carnaval; es decir, mezcladas, pasando sin aviso de un estado de ánimo a otro, y alternando los temas, en una desordenada continuidad que da a la obra el carácter de una travesía por los sinuosos paisajes del canto
Coluccio, Félix (2003) : Cultos y canonizaciones populares de Argentina. Buenos Aires : Ediciones Del Sol. [Biblioteca de Cultura Popular, 6]
Solicitar en Biblioteca por:
Además de los seres sobrenaturales, de los que se ocupa el primer volumen de esta Biblioteca, existen otras manisfestaciones de la cultura popular argentina que se merecían nuestra atención, por alcanzar comúnmente una gran vigencia y por traducir múltiples formas de sincretismo. Estos cultos son de distinta naturaleza, aunque predominan los casos de personas ciertas "canonizadas" por el pueblo, trasladadas a la esfera del mito como un símbolo o paradigma. Pertenencen a esta categoría la Difunta Correa, Ceferino Namuncurá y la Telesita, como también los gauchos milagrosos (Bairoletto, Bazán Frías, Curuzú Gil). Tal poder de obrar milagros es adjudicado a menudo a personas que cumplen a la vez el papel de guías espirituales y que son objeto de especial veneración, como Justo Sierra y la Madre María. Están por último los casos de paganización de cultos católicos, así como las canonizaciones sin trámites de seres que nunca existieron fuera del imaginario social como San La Muerte.
Félix Coluccio, autor ya conocido en América por su vasta obra en el campo de la investigación folklórica, nos entrega en este libro un documentado compendio de dichos cultos, en los que el pueblo proyecta sus deseos, su dolor y su esperanza.
Coluccio, Félix (1964): Diccionario folklórico argentino. Buenos Aires : Luis Lasserre Editores
Solicitar en Biblioteca por:
Elichondo, Margarita (1997) : La comida criolla. Memoria y recetas. Buenos Aires : Ediciones del Sol. [Biblioteca de Cultura Popular, 23]
Solicitar en Biblioteca por:L 9389
Se han publicado ya varios libros sobre la comida tradicional argentina, pero ninguno se ha detenido tanto como éste en su sustrato histórico-cultural, pues el propósito de la autora es darnos un panorama de cómo se fue desarrollando la misma desde sus orígenes. Para ello realizó una minuciosa investigación en las obras de cronistas, viajeros, estudiosos del folklore, escritores y poetas, buscando toda referencia a comidas, postres y bebidas que se consumieron en el país a través del tiempo. Una ordenada concatenación de citas nos va dando cuenta de la alimentación de los índigenas, de los primeros criollos y sus sucesores, para terminar con los aportes de la inmigración.
Bien señala la autora que no se puede hablar de la comida tradicional argentina como si fuera una sola, pues más bien se trata de una suma de cocinas regionales interrelacionadas. De ahí que divida el libro en cinco partes, dedicadas cada una a un ámbito diferente: Noroeste, Central-cuyano, Nordeste, Pampeano y Patagónico. La cocina tradicional procede siempre de los productos regionales, pero la imaginación juega en ella un papel destacado, convirtiéndola en un arte que tiene bastante que ver con los rituales de la cultura.
Recuperar por eso la comida tradicional es una forma de poner coto al proceso de deculturación que se opera también en este campo, por medio de la cultura de masas y el fast food. Para no quedarse en la mera teoría, esta obra propone una serie de recetas de comidas, postres y bebidas que le permite cumplir también la función de libro de cocina.
Fernández Latour de Botas, Olga (2002) : Cantares históricos argentinos. Buenos Aires : Ediciones del Sol. [Biblioteca de Cultura Popular, 31]
Solicitar en Biblioteca por:
Los cantares recogidosen esta antología pertenecen al acervo tradicional y, más que de composiciones sobre acontecimientos lejanos hechos con intención patriótica, se trata de obras creadas en la misma fragua de la historia. Ello explica su tono exaltado, tanto para celebrar sucesosventurosos como para lamentar tragedias que enlutaron a un sector del pueblo. Alentaron en su momento la lucha por una causa que se consideraba justa, y tienen hoy no sólo un alto valor literario, en tanto relatos de la gesta que nos constituyó como nación (la enorme mayoría pertenece al siglo XIX), sino también historiográfico, como fuente válida de la tradición oral.
Olga Fernández Latour de Botas lleva ya más de cuarenta años trabajando en nuestro cancionero histórico-político. En 1960 publicó Cantares históricos de la tradición argentina, obra que la ubicó en el sitial más destacado del país en el tema. Esta antología, pensada para un público más amplio-aunque muy valiosa también para los especialistas-, recupera gran parte del patrimonio de aquella publicación hace tiempo agotada.
No fue el propósito de la autora abrumarnos con documentación histórica, sino seleccionar los materiales por su valor poético y por su temática, para desplegar el espectro de asuntos que recorren estos antiguos cantares. Los textos están ordenados en tres partes, según su forma poética (COplas, Décimas y Argumentos). Cada material está contextualizado con notas que permiten su cabal interpretación sin caer en excesos eruditos.
Galasso, Norberto (2013) : Atahualpa Yupanqui. El canto de la Patria profunda. Buenos Aires : Ediciones del Pensamiento Nacional
Solicitar en Biblioteca por:
Atahualpa Yupanqui es el arquetipo del creador que ha traducido en su obra el sentimiento recóndito del hombre argentino. Cultor de "Artes olvidadas", como él solía definirse, don Ata recogió a lo largo de los caminos los clamores, las tristezas, los silencios y las rebeldías de sus paisanos y amasó con ellos poemas y canciones expresivas de un arte latinoamericano esencial y profundo.
Desdeñador de modas y de la seudocultura difundida por los medios de comunicación social, Yupanqui rescató como pocos los elementos de nuestra identidad nacional que permanecen en el espíritu colectivo, los purificó de localismos y de ornamentos retóricos ajenos a su naturaleza y los proyectó a la universalidad, propia de todo arte popular auténtico.
En este libro, Norberto Galasso-autor de varios ensayos biográficos, entre otros Discépolo y su época y Vida de Scalabrini Ortiz-nos convoca a revivir el mundo singular del poeta, colmado de sabiduría popular, de calidez humana, y en el que también asoma su rostro duro, la puna, el cañaveral, y la frustración de algunos sueños.
En estas páginas, vuelve a manifestarse el Canto del viento, que según la propia definición de Don Ata, no es ni más ni menos que la fuerza creadora, la voz del pueblo, que oyen y traducen los hombres comprometidos con su destino.
Pérez Bugallo, Rubén (1999): Cancionero popular de Corrientes. Buenos Aires : Ediciones del Sol. [Biblioteca de Cultura Popular, 25]
Solicitar en Biblioteca por:
Por alguna extraña razón, el nordeste argentino se quedó fuera del proceso recopilador que tuvo lugar entre 1925 y 1952, y que dio como resultado voluminosas obras donde se ordenaban por temas o según su forma los distintos cancioneros populares de tradición oral. Frente al ciclópeo esfuerzo de Juan Alfonso Carrizo, Ventura Lynch, Guillermo Alfredo Terrera, Orestes Di Lullo y Juan Draghi Lucero, uno no puede dejar de preguntarse qué pasaba mientras tanto en provincias como Corrientes, Santa Fe y Entre Ríos, donde sin duda se mantenía vigente un patrimonio literario semejante.
A más de 45 años de clausurada aquella tarea, Pérez Bugallo nos sorprende con esta compilación de 1672 poesías populares. Si bien en su gran mayoría son coplas, también recoge romances, seguidillas, redondillas, décimas y compuestos. En la Segunda Parte se rompe la tónica de las recopilaciones clásicas, al incorporar un alto número de canciones populares que no revisten la condición de anónimas, por pertenecer a un repertorio discográfico sobre el que existe propiedad intelectual, y que son escuchadas y cantadas no sólo en Corrientes, dada la trascendencia que tuvieron muchas de ellas.
Por venir a reparar de algún modo aquel sensible vacío, esta obra merece ser incluida en la breve lista de las compilaciones sistemáticas de nuestro cancionero tradicional. A tal virtud, Pérez Bugallo, con su sólida formación musicológica, añade referencias sobre la vinculación histórica que tuvo el cancionero con la música, al centrarse en el aspecto literario.
Pérez Bugallo, Rubén (2005): Catálogo ilustrado de instrumentos musicales argentinos. Buenos Aires : Ediciones del Sol. [Biblioteca de Cultura Popular, 19]
Este catálogo parece destinado a convertirse en una guía insoslayable en el estudio de nuestros instrumentos musicales, tanto del ámbito criollo como índigena. No sólo por su afán enciclopédico, resuelto con síntesis para no agobiar a los no expertos, sino también por la sistematización que establece en un material hasta ahora disperso. El trabajo fue arduo, ya que es preciso reconocer, en primer término, qué instrumentos sonoros caen dentro del arte musical y cuales no. Esto se complica aún más en el ámbito índigena, al que no es fácil transferir la ide de música de Occidente. Muchos negarán así que lo suyo sea una expresión musical, aunque toquen un instrumento.
Al estudio de la forma, modos de uso y funciones actuales de los instrumentos se suma la perspectiva histórica, para conocer su origen, transformaciones e itinerarios. La descripción de los instrumentos está respaldada en la casi totalidad de los casos con fotografías y dibujos, así como por una nómina de sus atributos y una tabla de asociaciones, que indica las posibilidades de ejecución conjunta.
Rubén Pérez Bugallo puede ser considerado el mejor especialista en musicología y etnomusicología del país. Es investigador del CONICET y del INAPLA
Zea, Leopoldo, coord. (1986) : América Latina en sus ideas. Buenos Aires : Siglo Veintiuno Editores
Solicitar en Biblioteca por:L 000449